loader
800 00 UQROO (800 00 87766) (983) 835 0300

Hazlo, a pesar del miedo.

Creo que no conozco a nadie que no tuviera miedo antes de emprender. Comenzar algo nuevo de por sí da nervios y saber que ese algo nos hará salir de nuestra seguridad, de la famosa zona de confort, de lo que ya conocemos... es aterrante.

Estas emociones son normales, no significa que no sepamos lo que vamos a hacer, o que estemos haciendo algo mal. Somos humanos y tenemos miedos, posiblemente el miedo al fracaso sea el que más nos atormenta. Es como dar un salto al vacío y no saber que hay abajo esperándonos. ¿Estaría más extraño no sentir miedo de ese salto no creen?

Como emprendedora seré honesta... los miedos nunca se van, uno se acostumbra a su existencia. No son tan malos si aprendemos a convivir con ellos y sobre todo identificarlos a tiempo. Los miedos pueden lograr que nunca salgamos de nuestra cueva, todos conocemos a esa vocecita interior que nos dice NO a todo, a veces nos habla taaaanto que de verdad le creemos y llegamos a pensar que la realidad es que no podemos y nunca podremos.

Y no, el miedo solo quiere que te mantengas en tu zona "segura".

Nuestro amigo el miedo (la vocecita) es más o menos así…

¿Para qué nos vamos a estresar? ¡Aquí estamos mejor que nunca!

Haaay pandeeemia, no salgas... tus sueños pueden esperar. Vas a fracasar, no estas listo para eso, no eres suficientemente bueno...

¿Te das cuenta del ridículo que vas a hacer si tu proyectito no funciona? ¿En serio eso quieres? ¿Que todos se burlen de ti?

A mí me dijeron que no podría vivir vendiendo "tacitas". Y ¡Ooooh sorpresa! Si se pudo y siempre se puede.

El problema no es el producto, es la actitud, son las ganas y la pasión que le pongamos a lo que sea que hagamos.

La buena noticia es que con el tiempo los miedos se vuelven mucho más fáciles de sobrellevar, los primeros años son alucinantes en especial el primero, todo es nuevo y hay mucha incertidumbre.

Más o menos así...

Primer año te mueres de ansiedad.

Segundo año lo vas asimilando, ya no lloras sin control.

Tercer año, que me maaaanden más miedos aquí esto ya se va dominando. (Nunca digan eso, año 5 llegó la pandemia y volvemos a empezar con la valeriana jajajaja)

Vamos a tener miedo a menos que tengamos una tolerancia a la incertidumbre nivel Thor hijo de Odín. Algunos tips que ayudan a pasar esta etapa con menos angustia son:

  • Hablar y rodearse de personas que estén en su mismo entorno, si tienen amigos emprendedores o que ya llevan años con su negocio, hagan grupos de apoyo, de verdad funciona. Se sentirán más tranquilos escuchando historias similares, al final el miedo solo es una vocecita que está en nuestra cabeza tratando de tumbarnos todo. Mejor escuchemos voces externas que nos ayuden a mejorar.
  • Lloren, las veces que sean necesarias.
  • Compren lavanda, valeriana, pasiflora. No es broma, siempre y cuando sea natural un té no le viene mal a nadie y ayuda a relajar la cabeza.
  • Escuchen podcast de emprendedores, les aseguro que a todos nos pasa lo mismo. Ahí he encontrado muchas soluciones para la empresa y para la vida de emprendimiento. Mi favorito y el que recomiendo siempre es: DEMENTES PODCAST, Diego Barrazas es un crack.
  • Y por último y creo es el consejo más importante: Disfruten de esta etapa, disfrútenla mucho porque va a pasar y lo recordarán como el mayor reto de sus vidas. Se sentirán tan felices de saber que lograron superarse a sí mismos que van a querer más retos, si eres de alma emprendedora dudo mucho que puedas parar, vendrán más proyectos y más ideas y por supuesto más miedos.

Mi frase favorita de vida justamente es sobre este tema.

“Hazlo, a pesar del miedo”.

Nunca dejen de creer en ustedes, somos capaces de todo lo que nos propongamos. La vocecita en la cabeza nos acompañará toda la vida y no solo cuando vamos a emprender, está presente en cada decisión que tomamos, de nosotros depende hacerle caso o invitarle un café.

 


Las opiniones expresadas en este blog son responsabilidad exclusiva de la autora y no representan necesariamente los puntos de vista de la MGDE.